fbpx

Rutas de senderismo y BTT

Podréis encontrar mapas con las rutas para la práctica de running, así como servicios específicos para corredores, como duchas, guardarropas o un banco para limpiarse el calzado después de la práctica deportiva.

Blanes cuenta también con diversas rutas señalizadas y camino de ronda para salir a correr o a hacer marcha nórdica, al ritmo que prefiráis, además de dos rutas de 8 y 18 kilómetros (Grans Camins de l’Aigua). Sobre el terreno que rodea la ciudad, también se han definido algunas rutas para seguir con la bicicleta de montaña, y tres más de ciclismo de carretera.

Se han diseñado diversas rutas pensadas para hacer corriendo, andando o a marcha nórdica. Son itinerarios de entre 7 y 20 kilómetros y que recorren los entornos naturales de Blanes, además del camino de ronda, que propone un itinerario continuado a orillas del mar.

La ruta de la Tordera

Un recorrido muy sencillo, absolutamente plano, de 7,5 kilómetros y circular. Seguid las indicaciones verticales y las marcas de seguimiento, indicadas en el suelo con pintura roja.

La ruta de Sant Bonós

Es una ruta circular sencilla, de 8 kilómetros de distancia con un desnivel de 166 metros. También está indicado con marcas en el suelo el itinerario a seguir.

La ruta de las Ermitas

Circuito de dificultad alta, especialmente dada su larga distancia (17,4 km). Es circular y acumula un desnivel de 455 metros.

La ruta Mar y Murtra

Una propuesta larga, de poco más de 20 kilómetros, pero con un desnivel suave que acaba suponiendo unos 246 metros, muy progresivos. Es circular y está señalizada con marcas verticales, así como con otras marcas de seguimiento en el suelo.

La ruta BTT-6 el Vilar

Itinerario circular de 7,5 km entre Blanes y Lloret de Mar, con un gran número de elementos de interés durante el recorrido. Dificultad moderada y un desnivel importante (395 m) con tramos de descenso muy largos.

La ruta GR-92 dins de Blanes

Un recorrido lineal de 10 km que recorre buena parte del litoral de Blanes, con un desnivel de 116 metros. De dificultad moderada, esta ruta es muy plana hasta que se han completado tres cuartas partes del itinerario, momento en el comienzan dos kilómetros de fuerte ascenso, para acabar con una suave bajada.

Bordeando el litoral por el camino de ronda 

Para fusionarse con el paisaje costero y sentir que forma parte de este decorado privilegiado puede pasear por el camino de ronda. Se puede iniciar en la misma roca de Sa Palomera y seguir la playa de Blanes para dejar a nuestro lado el Jardín botánico Marimurtra, o empezar más adelante en la Roca de es Viver, junto a la Cala Bona, desde donde se coge altura para contemplar como nunca ha hecho los rincones más enigmáticos de este antiguo camino de ronda, un auténtico paraíso para descubrir paso a paso.