Blanes con los productos de proximidad

Blanes apuesta por los alimentos de proximidad

La buena alimentación, la reducción de residuos, o el consumo responsable son problemáticas con las que tenemos que convivir en nuestro mundo. En Blanes, somos conscientes, y por ello, somos parte integrante del proyecto LOCALITZA, impulsado por el Consejo Comarcal de la Selva, y destinado a conectar los productos agroalimentarios con el turismo. Desde diferentes lugares de la comarca, se promocionan productos locales que tienen valor identitario, ecológico y gastronómico. Por nuestra parte, y como no podía ser de otra manera, en Blanes nos incorporamos al proyecto con nuestros productos locales del mar que son fruto de nuestra gran tradición pesquera.

Descarga PDF del sector pesquero de La Selva

Las cofradías que organizan el sector pesquero en la comarca de la Selva son la de Blanes, la de Lloret de Mar y la de Tossa de Mar, siendo en la Lonja de Blanes, donde se comercializan más capturas, erigiéndose así como una de las más importantes de la Costa Brava y de Cataluña. Además, en Blanes, las barcas descargan diariamente la pesca para vender en la Lonja, ofreciendo pescado fresco tanto en establecimientos turísticos de restauración como en las pescaderías, reduciendo, de esta manera, la contaminación por transporte o por el plástico del envasado. Puede visitar la Lonja y el Puerto a través de las visitas que organiza la Cofradía de Pescadores: http://cofblanes.com/galeria/   Toda esta idiosincrasia del producto pesquero en Blanes, es la que se quiere promocionar desde el proyecto LOCALITZA, que anima a etiquetar el pescado fresco como tal y ofrece un distintivo para establecimientos que potencien el producto local.

Gamba de Blanes

Aparte de estas acciones, el proyecto LOCALITZA también organiza en Blanes diferentes talleres, excursiones, conferencias y Jornadas Gastronómicas para dar a conocer la gastronomía del pescado local que forma parte de la dieta mediterránea. Así, tenemos las Jornadas Gastronómicas del Pescado Azul, durante las cuales, en la oferta de los Restaurantes, destacan productos locales de la Lonja de Blanes como el boquerón, la sardina, el lanzón, la alacha y el jurel, que tienen un alto contenido de vitaminas B12, D y son una gran fuente de omega-3. Pero el auténtico producto estrella de la Lonja de Blanes es la Gamba de Blanes, o gamba rosada, el crustáceo más pescado y que más beneficios económicos reporta a la Lonja, con permiso de la cigala, que es el segundo. La Gamba de Blanes se caracteriza por poseer una carne fina y sabrosa, que, a nivel nutritivo, nos aporta proteínas de alto valor biológico, minerales como calcio, magnesio, fósforo, y las vitaminas A y retinol B2. Se pesca en el cañón de Blanes, a unas 30 millas de la costa, entre 400 y 800 metros de profundidad; se pueden degustar durante todo el año, y de manera especial durante el mes de mayo, que es cuando se organizan las Jornadas Gastronómicas de la Gamba de Blanes.

Aparte del producto en sí, con el proyecto LOCALITZA, se pretende también hacer conocer todo lo que rodea el alimento de proximidad, sus procesos, sus edificios, su historia, etc. Es por ello que se insiste en hacer conocer elementos como los diferentes tipos de pesca (el cerco, el arrastre, el anzuelo, etc.) o la necesidad de respetar factores como las vedas, las medidas o la temporada, por garantizar la sostenibilidad del mar.

Si quieres pasear por la historia y realidad marinera de Blanes, ¡tienes motivos y rincones de sobra! Puedes iniciarte con la Roca de Sa Palomera, inicio oficial de la Costa Brava, que da entrada al barrio de s’Auguer, primer núcleo de pescadores ya en tiempos romanos. Puedes seguir por la Plaza dels Dies Feiners donde se encuentran las Pescaderías municipales, que conectan con Es portal (espacio tradicional de la venta de pescado), para seguir a la ermita de la Virgen de la Esperanza, que reafirma el pasado marinero de Blanes con su decoración. A continuación, visitar el Puerto y la Lonja de Blanes, y finalmente, hacer una visita a la iglesia del Vilar, donde la decoración de embarcaciones, hace un merecido homenaje a la realidad pesquera y marinera de la Vila de Blanes.