La ruta de los Vizcondes de Cabrera

La historia de Blanes estará ligada por siempre con el vizcondado de Cabrera, que fue uno de los señoríos feudales más importantes de Cataluña. Funcionó como tal durante más de 900 años, desde el siglo XI hasta el XIX. El vizcondado era prácticamente un estado dentro de otro estado, con su propia administración, su propia fiscalidad, su ejército y su justicia. Los vizcondes solamente debían obediencia al rey, puesto que eran sus vasallos. Sus huellas son todavía muy visibles en el territorio, como los castillos y villas donde vivieron, o aquellos que dominaron, como el castillo y la villa de Blanes. También se aprecia esta huella en otros municipios como Hostalric, Anglès, Vidreres, Palafolls y Torelló, entre otras. Esta primera, Hostalric, fue la capital administrativa hasta la extinción de los señoríos. Sin embargo, a partir del siglo XVI, la corte se trasladó a Blanes, capital marítima y comercial del vizcondado. La huella que ha dejado la época del vizcondado de Cabrera sigue muy presente y viva a día de hoy por las tierras del vizcondado, así como también en Blanes, y esta ruta os llevará por diversos elementos que son testigos de este legado, y que se pueden reseguir a lo largo de la trama urbana de la ciudad.

SANT JOAN (16)-min

Descarregar PDF

La ruta dels Vescomtes de Cabrera