fbpx

Revive la Naturaleza en el Delta de la Tordera

Ante unas circunstancias tan especiales como las que estamos viviendo, la naturaleza nos está mostrando cuán beneficiosa es la tregua humana. En el delta de la Tordera, en Blanes, estamos comprobando cómo reviven flora y fauna libremente, con todo el esplendor de la primavera, sin la acción del hombre para evitarlo.

La zona del Delta de la Tordera ya era considerada como un entorno muy rico por su gran desarrollo natural, y por ello, varias iniciativas velaban para proteger el espacio. Con el temporal Gloria primero, y con el confinamiento provocado por la Covidi-19 después, hemos visto cómo la naturaleza ha ido recuperando terreno en el Delta de la Tordera. Lo que hay que hacer, pues, es proteger esta riqueza medioambiental que, de rebote, es una riqueza humana porque contribuye a nuestro bienestar a muchos niveles. En este sentido, el Ayuntamiento de Blanes, de acuerdo con la población de Malgrat, ha decidido cerrar el acceso al espacio del Delta de la Tordera, para evitar el deterioro de este nuevo afloramiento de la naturaleza. Para ello, se ha hecho también un llamamiento a la población para obtener su colaboración en el afán de proteger este tesoro natural. Se pretende con ello, que nadie acceda al Delta de la Tordera ni para pasear, ni con embarcaciones, ni para sacar el perro.

Para estudiar y documentar todos estos cambios, un grupo de naturalistas y científicos han podido entrar dentro del espacio protegido del Delta de la Tordera, lo que les ha permitido observar la presencia de delfines en el mar y de toda una serie de aves, muchas de las cuales están protegidas y/o en peligro de extinción: chorlitejo patinegro, chorlitejo chico, gaviota picofina, pagaza piconegra, fumarel, cariblanco, charrán común y patinegro, gaviota de Audouin, carricero común, entre otros. Cabe decir que justo ahora es la época de nidificación, por este motivo es tan importante proteger la vida latente que permitirá el desarrollo natural de esta próspera fauna del Delta de la Tordera.

Aparte de las diferentes especies autóctonas, también fueron vistos en Blanes y sobrevolando el Delta, un grupo de cormoranes emplumados (especie en declive originaria de Calella), que ha sido confirmado por expertos ornitólogos, como la concentración más importante de esta ave en el Mediterráneo Occidental.

Así es como renace la naturaleza en el Delta de la Tordera, un pequeño paraíso de la ciudad de Blanes, el fin del camino de un río que da vida a una rica fauna y flora antes de llegar a su destino marítimo, nutriéndose de un entorno que hay que preservar frente a cualquier peligro que lo pueda amenazar.

Port Relacionados